Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El PLRA no aprende

Enrique Vargas Peña 

16 de abril de 2001

 

La dirigencia del partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) no aprende: la ciudadanía no vota a los que tienen actitudes dudosas.

            Yoyito Franco fue elegido el 13 de agosto para "hacer el cambio que el pueblo quiere" pero prefiere seguir lo que le recomienda Armando Espínola, uno de sus más íntimos asesores.

            Como en 1998, cuando Domingo Laíno llegó a las elecciones de aquel año como la continuidad de Juan Carlos Wasmosy, cosechando por ello la más sonora derrota electoral de la transición a la democracia, el PLRA sigue ahora despreciando al pueblo.

            Sus dirigentes se burlan de la ciudadanía apareciendo en las páginas de sociales de los medios riendo en campañía de allegados del ingeniero ex presidente sin entender siquiera el mensaje devastador que para su ya cuestionada credibilidad proyectan tales imágenes.

            Y después se enojan, no con ellos mismos, sino con la gente que les da las espaldas y dicen, como Cándido Vera Bejarano, presidente de la Cámara de Diputados, que los paraguayos somos cretinos.           

            Lo de Vera Bejarano es grotesco y revelador. Se supone que él lidera la representación de ese pueblo al que tan abiertamente desprecia e insulta. Pero sólo se supone, porque en realidad Vera Bejarano puede hablar de ese modo porque está allí por gracia de unos cuantos poderes fácticos que lo pusieron en una lista parlamentaria para que cuidara sus intereses.

            En la misma línea, el vicepresidente Franco sostuvo que ningún dirigente del PLRA debía asumir la responsabilidad de la derrota del pasado domingo. Ellos jamás son responsables de nada. Para ser culpada está la ciudadanía.

            La dirigencia del partido Liberal Radical Auténtico no ofrece esperanza alguna al pueblo paraguayo que con toda lógica se resigna a seguir soportando a Luis Angel González Macchi antes que confiar en los compañeros de Yoyito Franco.

            Acaso Martin Burt no es la evidencia viviente de que es más soportable un seccionalero que cualquiera de estos radicales auténticos inoperantes de los que poco bueno se puede esperar?

            El seccionalero al menos no anda por ahí diciendo que es la Vírgen María de la política como acostumbran afirmar los dirigentes liberales.

            La dirigencia del PLRA es uno de los factores que explican el fracaso de la transición paraguaya a la democracia, interrumpida el 28 de marzo de 1999.

            Pocas veces junto al pueblo, demasiadas cerca de Wasmosy, desoladoramente elástica ante el derecho de la ciudadanía a autogobernarse, oportunista como pocas, esta dirigencia no aporta actitud alguna que sirva para ensanchar la libertad o el bienestar de los paraguayos.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA