Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El objetivo

Enrique Vargas Peña

15 de junio de 2000

       

El objetivo detrás de la detención de Lino Oviedo es doble. Por un lado, desprestigiar, demoler, destruir a Oviedo como persona, presentándolo como cobarde, afeminado, delincuente común. El propósito es desvincularlo de la gente, desalentar que la gente lo vea como alternativa política.

Lo implican en el narcotráfico para juzgarlo por un delito por el que no era buscado con el probable objeto de condenarlo como reo común en Brasil y conceder su extradición posterior a la pena al Paraguay. Quieren enmudecerlo.

Al hacer todo esto no están demoliendo a Oviedo solamente. Ni siquiera principalmente: el objetivo real es desarticular a la oposición, demoler la resistencia a la dictadura, despejar el camino para los negocios de los muchachos de Clinton.

Quieren imponer sobre la resistencia paraguaya una derrota total, tan contundente que no se levante en los próximos cincuenta años. Deben hacerlo, porque lo que han hecho en el camino es demasiado ya y si no avanzan más, están condenados. Sin embargo, al avanzar, se condenan más y más.

Pero la resistencia, aunque simbolizada ahora por Oviedo, es más grande que Oviedo. Con cada vejamen, la resistencia crece, la voluntad se reafirma. Con cada humillación, alguien más se da cuenta del juego. Con cada burla, alguien cambia de canal, con cada caricatura publicada, una persona deja de comprar el diario que la contiene.

Con cada persecución, debe, si no desea desaparecer bajo el peso del opresor, aumentar su conciencia moral: la oposición a la dictadura de González Macchi es la reserva moral del Paraguay y ella quiere nada menos que la reinstauración de la democracia en el Paraguay.

Es bueno recordar el papel de Brasil en apoyar toda esta humillación a los demócratas paraguayos y en despojar de contenido moral a la democracia en América Latina para ajustarse a los deseos de Bill Clinton.

Aquello se puede, aun contra Estados Unidos, como lo han demostrado Mandela o los iraníes. La democracia no es patrimonio ni dádiva de Estados Unidos y Estados Unidos, después de apoyar a Somoza, no puede dar patente de demócrata a nadie.

La lucha de la oposición se avisora larga y dolorosa. Pero su futuro puede ser brillante, si es capaz de convertir la caída en lección. 

VOLVER A PRIMERA PLANA