Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

Los pasos de Oviedo

Enrique Vargas Peña

El ex candidato presidencial colorado Lino Oviedo ha movido la primera pieza: dejó su asilo argentino y puso en evidencia el miedo pánico que le tiene la dictadura paraguaya.

Esta, la dictadura, cayó en el ridículo al poner a las Fuerzas Armadas en "aprestos operacionales", cosa usada solamente para una guerra, y al sitiar la capital de la República con dos mil quinientos policías, todo para franar a "una rata" que no tiene "más del tres por ciento del electorado" según la apreciación que realizó en Buenos Aires el canciller Fernández Estigarribia.

La "rata" a la que solo sigue un exiguo "tres por ciento" del electorado pone al régimen en situación bélica.

Caído en la cuenta del papelón, seguramente por indicación de sus aliados yanquis, el régimen de Asunción retiró las ordenes formales de guerra (aunque ciertamente se mantiene informalmente el casus belli) y el ministro Walter Bower apareció sonriente en televisión para decir que la dictadura ni siquiera busca a Oviedo, lo que es igualmente ridículo y lo que demuestra que alguien de afuera vino corriendo a escribirles un libreto de emergencia y en el apuro no se dio cuenta de que Walter Bower no puede decir esto después de haber dicho aquello sin convertirse en el hazmerreir de los observadores.

El aparato propagandístico de la dictadura (Ultima Hora, Canal 9, Primero de Marzo, Radio Uno, El Día, Noticias, etc.) se mueve de manera igualmente risible y, para los que siguen gastando tiempo y dinero en él, debe ser difícil empalmar los contenidos del pasado viernes 10 con los de hoy (13), pues ellos también han ajustado sus líneas a ese libreto dictado desde afuera.

Estos medios recuerdan a los de la Unión Soviética, cambiando según las ordenes recibidas de Mikhail Suslov para ajustar la lectura de los acontecimientos a las necesidades del régimen.

Los medios aliados del régimen paraguayo en el exterior (Página 12, Jorge Lanata, CNN) están metidos en una carrera, ligeramente grotesca, para publicitar a la periodista preferida de Wasmosy, Stella Ruffinelli, eludiendo así ellos la poco feliz tarea de tratar de explicar lo inexplicable, a saber, que a causa de una "rata" con el "tres por ciento" del electorado el Paraguay ha sido puesto en situación de guerra y que los "demócratas" paraguayos, en realidad, no quieren hacer elecciones.

Es difícil saber cuál será el siguiente paso de Oviedo, un hombre que no siempre ha acertado el camino.

Pero este primer paso que ha dado, aunque ahora lo atrapen, ha servido para confirmar el escaso vuelo intelectual de los jerarcas del régimen de Asunción y la aún menor estatura ética de quienes les sirven en su aparato propagandístico.

Es decir, con su acción Oviedo ha permitido ver cuál es la verdadera tragedia del Paraguay, el raquitismo cultural de quienes usurpan el poder, tragedia que seguirá causando males indecibles al país independientemente de la suerte que corra el ex general.