Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Franco y el municipio

Enrique Vargas Peña

10 de julio de 2000

 

En una situación normal, y la paraguaya no lo es, el presidente del partido Liberal Radical Auténtico y candidato a la vice presidencia de la República, Julio César ‘Yoyito” Franco, tendría que resolver algunos problemas que tiene si desea asegurar su éxito en las elecciones del 13 de agosto.

Uno de los más importantes es su sociedad con el intendente de Asunción, Martín Burt, uno de los más cuestionados alcaldes que la ciudad haya sufrido en toda su historia e, indudablemente, uno de los que peores servicios y atenciones ha prestado a buena parte de la ciudadanía capitalina.

La sociedad de Franco y Burt es de larga data y viene desde su alianza en el seno de las fuerzas que se oponían al entonces líder del partido, Domingo Laíno.

Franco respaldó a Burt en los momentos más difíciles de su gestión municipal, y puso toda la carne en el asador para impedir que el intendente capitalino recibiera una intervención escrutadora del poder central.

Al mismo tiempo, Burt respalda a Franco con el mayor entusiasmo ahora, a las puertas de las elecciones vicepresidenciales. En casa de Martín Burt se reunieron los intendentes liberales de la República para organizar la campaña electoral.

Pero Burt es un hombre no solamente impopular, pues cualquier persona que deba transitar por las avenidas Eusebio Ayala o Fernando de la Mora, o cualquiera que deba trabajar en el centro histórico de Asunción, o cualquiera que deba sufrir la proliferación de ruidos molestos nocturnos y prostíbulos tiene muy mala imagen del intendente, sino que está también acusado, especialmente por el periodista Adolfo Ferreiro, de corrupción.

Ferreiro sostiene, para quien quiera escucharlo, que Burt es uno de los personajes más descompuestos de la vida pública paraguaya, envuelto en escándalos de tráfico de influencia, financiación ilegal, malversación de fondos, etc.

En una situación normal, recibir el apoyo de una persona como Burt, o habérselo dado, tendría un gran costo político que, además, sería bien explotado por los rivales electorales.

          Pero la situación paraguaya no es normal. Los adversarios de Franco no hablan de la alianza que tiene con Burt porque ellos mismos tienen mucho quehacer pasar desapercibido y Franco no se preocupa de demostrarse amigo del intendente porque sabe, o al menos intuye, que la maquinaria que mueve al régimen ya ha decidido el destino del 13 de agosto sin que nada de lo que piensen o voten los electores ese día importe realmente demasiado. 

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA