Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Señales emitidas

Enrique Vargas Peña

09 de octubre de 2000

   

        Carlos Mateo, principal asesor del vicepresidente de la República, ha señalado que el gobierno propicia la ingobernabilidad del país y, para probarlo, ha formulado una serie de preguntas que nadie, en el Poder Ejecutivo, ha respondido hasta el momento de escribir esto.

        Por ejemplo, ¿se pondrá o no en vigencia el “Plan Zayas”? Si alguien lo sabe, que lo diga pronto.

        El gobierno no emite estas malas señales porque quiera o porque sea especialmente mal intencionado. Las emite porque está prisionero de su propia naturaleza.

        El entusiasmo o, mejor, el delirio que rodeó la instalación del gobierno impidió a mucha gente confirmar por sí misma lo que de otra manera hubiera sido obvio: que estábamos en presencia de un modelo político para el cual es sencillamente básico, fundamental, usar al Estado como palanca para articular una base social que le permita sobrevivir.

        Esto significa que el gobierno se ve en la obligación política de solventar con recursos públicos a una clientela mucho mayor que las que ya se habían conocido en el país, una clientela que, dada la dinámica del proceso, es siempre creciente.

        Los cambios ocurridos en el gabinete muestran esto claramente. Puesto contra la pared por la falta de fondos, el gobierno atina solamente a insistir en las recetas que le dieron vida, indiferente a la suerte del país y de los ciudadanos.

        El Poder Ejecutivo no puede terminar de aclarar lo del “Plan Zayas” u otra cuestión cualesquiera, porque al hacerlo establecería un límite sobre su propia capacidad de alimentar a la base social que lo sostiene con riesgo inmediato y cierto para su vida misma.

        Para ponerlo en términos fáciles, el poder de este gobierno reside en su capacidad de otorgar prebendas a aliados potenciales o reales. Sin eso, se derrumba más rápido que un castillo de naipes frente al ventilador.

        Carlos Mateo y el equipo entero del vicepresidente Franco ven eso con absoluta claridad.

        Y porque es notorio que lo ven es que resulta difícil para la gente, para el empresariado, entender qué es lo que están esperando, no para derrocar al gobierno, cosa que pocos desean, sino para mostrar a nuestra sociedad, que aún confía en ellos, que tienen un camino alternativo que podría sacar al país del marasmo. 

 

   

 

VOLVER A PRIMERA PLANA