Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA

 

Internas del pasado

Enrique Vargas Peña

Se realizan los comicios internos de la Asociación Nacional Republicana, partido Colorado, convocados para elegir a su candidato a la vice presidencia de la República, con vistas a la elección del próximo 13 de agosto.

Estos comicios son, desafortunadamente, un hito en el proceso de regresión al autoritarismo que viene sufriendo el Paraguay desde 1997, similar al que se produjo el 27 de diciembre de 1992, cuando los poderes fácticos que ahora gobiernan robaron el triunfo electoral obtenido por el Dr. Luis María Argaña.

Pero, a pesar de problemas como el recién señalado, entre 1989 y 1997 la sociedad paraguaya estaba en transición hacia la democracia y sus instituciones electorales se afianzaban.

De hecho, las elecciones internas del partido Colorado del 7 de setiembre de 1997 fueron las más limpias y participadas en toda la historia de esa organización y las subsiguientes elecciones nacionales del 10 de mayo de 1998 fueron las más limpias y participadas en toda la historia nacional.

En ambos actos, el progreso democrático del país fue evidente: jueces independientes e íntegros llevaron adelante procesos electorales pulcros, aceptados por todos los ciudadanos, aunque no por los poderes fácticos que estaban preparando ya el golpe que terminó por despojarnos, el 28 de marzo de 1999, del derecho a elegir gobernantes.

Los presentes comicios del partido Colorado son un hito en el proceso de regresión señalado al principio porque son los primeros realizados bajo circunstancias completamente diferentes a las que se habían estado construyendo durante la transición hacia la democracia.

Son las primeras elecciones, desde 1989, donde hay proscripciones y son las primeras con una fuerza hegemónica dominando las instituciones electorales partidarias y nacionales.

En efecto, estos comicios se realizan con la proscripción de hecho de una de las mayores fuerzas internas de la ANR, la Unión Nacional de Colorados Eticos.

Se realizan, además, con tribunales electorales de cuya independencia cabe dudar razonablemente.

Tanto se ha retrocedido que, como antes de 1989, pocos dudan del resultado de esta elección, hasta el punto que vuelven a circular aquellos chistes que hablaban de que en el Paraguay no hacían falta computadoras para saber quién ganaba las elecciones.

Pero tal vez la tragedia mayor de todo esto sea que las víctimas del fraude de 1992 no hayan capitalizado para beneficio del pueblo aquella amarga lección y se hayan unido a sus victimarios para construir un sistema en el que el papel de los ciudadanos ha sido reducido al mínimo.