Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Sirve el Estado?

Enrique Vargas Peña

06 de setiembre de 2000

  

Para qué se funda el Estado? Para qué se crea el Municipio?

El Estado o el Municipio se establecen para brindar servicios a las personas que contribuyen a sostenerlos.

En líneas generales, los estados se fundan para garantizar la defensa común y para asegurar un mínimo de condiciones para enriquecerse ordenadamente.

¿Pero qué ocurre cuando, por razones de política partidista, el Estado es convertido en una agencia de empleos para los leales o en una cámara de oportunidades de negocios para los amigos?

Sucede que las contribuciones que realizan las personas se destinan en cantidad cada vez mayor a pagar los sueldos de los leales y los beneficios de los amigos y en cantidad cada vez menor a prestar los servicios para los cuales fue fundado el Estado y que son lo único que, en realidad, justifica su existencia.

Por ese camino se llega a lo que ahora hay aquí en Paraguay: un Estado que no provee buenos servicios y que usa la mayor parte de los recursos que los paraguayos le entregan en pagarse su burocracia a sí mismo.

Cierran el Hospital de Clínicas, pero pagan millones a secretarias cuyo único mérito es haberse acostado con algún sátrapa del poder.

Para el contribuyente de a pie, que paga sus impuestos al comprar una Coca Cola o un pasaje, que cuestan más porque incluyen esas cargas, y que los paga también mediante la inflación, con la cual el gobierno le saca a los salarios un porcentaje que se estima en 10% para el 2001, para ese contribuyente sería mejor, muchas veces, no tener simplemente Estado que mantener.

En qué se ha convertido el Estado paraguayo?

En una caja de beneficencia de la que viven más de cien mil personas que no aportan mejorías al resto de los cinco millones de paraguayos, antes bien le causan problemas.

En teoría los paraguayos deberían pagar los sueldos de estos funcionarios a cambio de recibir prestaciones, pero eso no sucede. Las cosas están tan erradas que lo contrario es lo que ocurre: el funcionariado cree que toda la sociedad está obligada a solventarlo y abona esa creencia, profundamente autoritaria, con el poder coercitivo que esa misma sociedad le ha otorgado.

Mientras esto siga así, las cosas irán empeorando, más rápido o más despacio, pero sin tregua hasta que, al final, en el Paraguay haya solamente un Estado omnipotente muriendo de hambre sobre una sociedad exánime y raquítica a la que habrá, para entonces, extraído toda la vitalidad.  

     

VOLVER A PRIMERA PLANA