Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Senado y presupuesto

Enrique Vargas Peña

05 de diciembre de 2000

 

          El Senado de la República ha dado un paso ejemplar para establecer algún tipo de responsabilidad en la administración del dinero del pueblo, al modificar drásticamente el proyecto de presupuesto general de gastos de 2001 que le fuera remitido por la Cámara de Diputados.

        El manual de procedimientos legislativos indica que ahora e proyecto modificado por el Senado debe retornar a Diputados para que los miembros de esa Cámara se pronuncien sobre los cambios introducidos.

        Es allí, en esa parte del proceso legal, donde se verá el verdadero compromiso de los grupos políticos con representación parlamentaria, pues puede muy bien ocurrir que la Cámara de Diputados ponga en evidencia que lo ocurrido en el Senado no fue más que un paso "pour la gallerie" de algunos de los más influyentes miembros de la "clase política" que toman asiento en la Cámara Alta.

        Si los Diputados no aceptan las modificaciones que los Senadores introdujeron al presupuesto, será evidente que las fuerzas políticas que dominan el Congreso (argañismo, liberalismo radical auténtico y encuentrismo) carecen de la voluntad política necesaria para llevar adelante las reformas que el país exige.

        El Paraguay es un país dominado por sus partidos políticos, que controlan todos los resortes del poder. Los grupos políticos que tienen hegemonía en una Cámara del Congreso, la tienen también en la otra, y en el Poder Ejecutivo y el el Poder Judicial, por lo que una ratificación de los Diputados implica una decisión política muy clara.

        La posición del Senado es, en sí misma, muy buena, pero quienes se han apresurado a elogiarla como el retorno a la sensatez administrativa parecen haber olvidado cómo funciona el sistema político paraguayo.

        No debería ser pasado por alto el hecho de que el Senado es una de las instituciones más desprestigiadas del esquema institucional, no solamente debido a la calidad de sus miembros, sino a los procedimientos que su actual mayoría ha seguido para llegar a serlo. En este momento hay cinco senadores presos y uno al que no se permite jurar.

        Siendo eso así, no sería extraño que las fuerzas políticas responsables de lo existente hayan resuelto tratar de limpiar un poco la imagen senatorial con un gesto, como el del presupuesto, que saben que no tendrá consecuencias sin el permiso de la Cámara de Diputados.

        Nada hay que celebrar, en consecuencia, hasta que ese permiso se produzca.

  

   

    

VOLVER A PRIMERA PLANA